Guía de Pacto de socios

El pacto de socios es un documento privado que describe los derechos y obligaciones de todos los accionistas. Descubre por qué es importante y las principales cláusulas.

¿Qué es un pacto de socios?

El pacto de socios es un documento privado que describe los derechos y obligaciones de todos los accionistas en el momento de su firma. Debe de estar firmado por todos los socios, normalmente incluye varias cláusulas de protección para socios y la cap table.

Tener un buen pacto de socios ayuda a mantener una buena relación entre socios fundadores e inversores, protege a la empresa y estructura cómo se tienen que tomar las decisiones. En muchos casos, los Estatutos siguen las mismas cláusulas que el pacto de socios.

¿Cuáles son las principales cláusulas?

Los pactos de socios son bastante sencillos y fáciles de estructurar, pero aumentan en complejidad cuando inversores profesionales exigen añadir protecciones o cláusulas adicionales. Las más comunes son:

  • Roles, dedicación y retribución: cuando una empresa está empezando, es muy importante definir qué papel va a desempeñar cada fundador, su dedicación parcial o total y su retribución. Esos 3 temas generalmente terminan definiendo la cap table de la empresa y qué porcentaje de la empresa va a tener cada socio, que también es parte del acuerdo.
  • No competencia y exclusividad: cláusula muy común en todas las etapas, los fundadores acuerdan no empezar ninguna otra empresa en la misma industria durante un período de tiempo después de dejar la empresa, generalmente 2 años. También se suele incluir no contratar a ningún empleado de la empresa.
  • Consolidación de participaciones: es una práctica generalizada que todos los fundadores tengan una consolidación inversa (reverse vesting), por lo que solo podrán conservar sus participaciones si permanecen en la empresa durante todo el calendario de consolidación. Se incluyen las definiciones de good y bad leaver, que definen en qué casos el fundador que se marcha conserva sus acciones. El calendario de consolidación más común para fundadores es de 3-5 años, y puede renovarse en cada nuevo pacto de socios. Por ejemplo, si se ha pactado un compromiso de 4 años y uno de los fundadores decide dejarlo como good leaver al tercer año, consolidaría el 75% de las participaciones (1/4 por año).
  • Restricciones a la transferencia de acciones: para proteger los intereses de los accionistas, la mayoría de los acuerdos incluyen un derecho de preferencia antes de permitir que un tercero se convierta en accionista. En la práctica, esto significa que el socio interesado en vender debe notificar a los demás accionistas los plazos y precios acordados, y cualquier socio actual tendrá prioridad en la transacción.
  • Drag Along / Tag Along: estas dos cláusulas son esenciales para un acuerdo de accionistas, ya que cubre lo que sucede al de vender parte o la totalidad de la empresa a un tercero. Drag Along asegura que si un porcentaje mínimo de accionistas (normalmente alrededor del 80%) acepta vender sus participaciones a un tercero, pueden obligar al resto de accionistas a vender en los mismos términos. Es común establecer un precio mínimo de venta y el derecho de preferencia para los accionistas existentes. Tag Along permite incluir a todos los accionistas en una venta parcial en los mismos términos, protegiendo los derechos de los pequeños accionistas.
  • Planes de incentivos: las empresas pueden decidir utilizar parte de sus acciones para entregarlas a empleados o ejecutivos clave en forma de stock options, ESOP o phantom shares. El grupo de opciones (pool) y las líneas principales del programa deben ser aprobados y firmados por todos los accionistas antes de otorgar cualquier opción. Los planes de incentivos o acciones también son una buena herramienta para mantener a los fundadores alineados con los intereses de la empresa si estos se han diluido excesivamente.
  • Anti dilución: estas disposiciones permiten a ciertos inversores la opción de mantener sus participaciones sociales porcentuales cuando se emiten nuevas acciones, generalmente debido a una nueva ronda de financiación. Por lo general, está vinculado a una clase de acción preferente, que puede tener derechos adicionales a las ordinales.
  • Preferencia de liquidación (Liquidation preference): establece el orden de pago cuando la empresa se vende por menos de la cantidad de inversión recibida. Los accionistas con clases de acciones preferentes recuperan su capital antes que titulares de participaciones ordinarias, phantom shares o stock options o deuda. Normalmente, la preferencia de liquidación es un múltiplo de la inversión comprometida, siendo 1x (recuperar primero la cantidad invertida) la más común. Hay 3 tipos de preferencia de liquidación, que definen cómo se distribuyen los ingresos restantes:
    • Non-participating: el socio con la liquidation preference no participa en la distribución posterior a recibir su múltiplo.
    • Full participating: el inversor recibe la liquidación preferente y también participa en la distribución de los activos restantes de forma proporcional a su participación en la sociedad.
    • Participación limitada: el accionista recibe primero el múltiplo de su inversión y luego participa en la distribución prorrateada de los activos restantes hasta que se alcanza un límite, que generalmente es 2-3x del monto invertido.
  • Derecho de información: los inversores y pequeños accionistas que no están operando el negocio se reservan el derecho a recibir información sobre el desempeño del negocio. La cláusula suele especificar cuál es la información mínima que debe compartirse y su periodicidad.
  • Permanencia (lock-up): para las empresas en etapa avanzada que piensan en salir a bolsa, es común no permitir que ningún accionista venda acciones durante un cierto período después de la oferta pública inicial, generalmente durante 6 o 12 meses. Esa cláusula también se aplica a los empleados que tienen stock options, ESOP o phantom shares.

¿Cuándo deberíamos de tener un pacto?

Actualizar o firmar un nuevo pacto parasocial es común cuando la empresa se encuentra en alguna de estas dos etapas:

  • Cuando se constituye la empresa y el equipo fundador quiere delinear las principales obligaciones y responsabilidades. Incluso si en esa etapa puede no parecer necesario, recomendamos encarecidamente tener uno desde el principio, ya que tocará temas críticos como la dedicación y exclusividad del fundador, calendario de consolidación, salarios...
  • Cuando un nuevo accionista se incorpora a la empresa o está a punto de producirse una ronda de inversión: los nuevos inversores negocian nuevos derechos y obligaciones, y sus acciones recién emitidas pueden tener derechos diferentes a los que poseían hasta ese momento, como preferencia de liquidación, cambios en los derechos de voto, etc.

Todos los firmantes del pacto de socios existente que sigan en el capital social deberán firmar el nuevo pacto.

Cómo crear un pacto de socios

La complejidad del contrato crece junto con la empresa, por lo que si aún no has constituido tu empresa, tu primer contrato será bastante sencillo. Hay varias plantillas en línea, pero recomendamos trabajar con un abogado para personalizarlo a cada caso.. Puedes usar esta plantilla como primer paso.

Capboard puede ayudarlo a crear el primer pacto de socios ya que nos hemos asociado con los mejores abogados del país, que no solo os apoyarán con el contrato sino que también lo incorporarán a la herramienta y crearán la primera cap table. Agenda una llamada de 30 minutos para resolver todas tus dudas.

IDEAL PARA EMPRESAS SIN UNO

Crea tu pacto de socios

Agenda una llamada gratis
Confían en nosotros:
Jeff
Miistico
Bejao
Nuclio
Scoolinary
Seedrocket